El mundo de la bici cabe en 13 metros cuadrados

6 Oct
  • Milen Kolev repara y alquila ciclos en un ‘miniespacio’

  • Harto de servir cafés, abrió en Palma la tienda de sus sueños

El hombre con la risa más franca de Sa Gerreria se llama Milen Kolev. A diario se le puede ver paseando su metro noventa en una flamante bicicleta. Da vueltas por las callejuelas del barrio con una sonrisa de oreja a oreja, probando los frenos y cambiando las marchas, una detrás de otra. No lo hace por hobby. Aunque también. Lo hace para ganarse la vida.

La bicicleta es su pasión. Y es por ello que hace un año y medio decidió abrir un taller de reparación y alquiler de vehículos de dos ruedas, al que bautizó como Milenium Bikes, haciendo un juego de palabras con su propio nombre. No podía permitirse mucho, así que se conformó con un local pequeño. Muy pequeño. Tan sólo trece metros cuadrados en los que las bicicletas se apretujan unas detrás de las otras, algunas en el suelo y otras colgadas en las paredes con ganchos de acero –ayer, por ejemplo, había 26 de ellas, lo que sale a un promedio de dos por cada metro cuadrado, casi nada–.

Desde luego, aquello es un espectáculo del aprovechamiento del espacio. En un rincón, la mesa de reparaciones, llena de cajetillas de tornillos, tuercas y bridas de plástico. Al otro lado, otra mesa, en este caso para tomar los datos de los clientes que acuden a la tienda para alquilar una bicicleta. Y en las paredes, todo lo que uno pueda imaginar: neumáticos, llantas, candados, timbres, alforjas, alarmas, bocinas, sillines, cestas, pedales… Todo ello en perfecto orden. Ahora, Milen se plantea colgar bicicletas del techo.

Su historia es la de un inmigrante búlgaro que llegó a Mallorca hace cinco años para trabajar en la hostelería. Harto de pasarse doce horas al día de pie –era camarero–, por fin decidió tirarse a la piscina y hacer realidad su sueño. Empezó reparando bicicletas en su casa y anunciándose por Internet. Luego, abrió la mini tienda, que se sitúa enfrente de la Plaça d’en Coll. Hoy, se ha convertido en una pieza imprescindible en el día a día del barrio.

Porque lo gracioso es que Milen no sólo logra meter un número de bicicletas aparentemente imposible en tan sólo trece metros cuadrados –a los que hay que añadir otros tantos del sótano–, sino que también aglutina en su tienda personajes de lo más variopinto. Desde turistas rubios y quemados por el sol a hippies del barrio, pasando por individuos muy peculiares, como el graciosísimo Charlie, que se pasea con un gran anillo metálico en forma de porción de queso emmental. La mayor parte acude buscando una bicicleta de alquiler o un mecánico para la suya, pero también los hay que se pasan buscando simplemente alguien con quien entablar conversación. Y el bondadoso Milen se la da.

Después de un año y medio de trabajo incansable –no libra ni un solo día a la semana–, el negocio le va bien, aunque todavía no lo suficiente como para alquilar un local más grande. Lo más importante es que la crisis no le afecta –tanto la primavera como los meses de verano han sido buenos–. Como tampoco le ha perjudicado la puesta en marcha del Bicipalma, el servicio de bicicletas públicas del Ayuntamiento. Todo lo contrario, él prefiere que exista: «Desarrolla una cultura de la bicicleta, la gente se da cuenta de lo práctico que es no depender del coche o del autobús». Y, claro, todo lo que sea engrandecer el universo de las dos ruedas le beneficia.

La cuestión es que la bicicleta está de moda en la ciudad. Y lo que ahora se lleva –sobre todo en el barrio– son los vehículos antiguos restaurados. Si Milen quisiera, podría estar vendiendo bicicletas retro «como churros». Pero no quiere. El motivo: la mayoría de las que le llegan son robadas. Y no es plan. Milen quiere tranquilidad, lo que no quita que tenga que estar ojo avizor para ir renovando el negocio y combatir la competencia: «Ya lo verás, pronto van a abrir muchos talleres».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: